Historias de San Petersburgo (El libro de bolsillo - Literatura) (Español) Tapa blanda – 18 junio 2013 de Nikolái Gógol


Historias de San Petersburgo (El libro de bolsillo - Literatura) (Español) Tapa blanda – 18 junio 2013

de Nikolai Gogol
Genero : Historias Cortas

Book's Cover of Historias de San Petersburgo (El libro de bolsillo - Literatura) (Español) Tapa blanda – 18 junio 2013

4,0 de 5 estrellas étoiles sur 5 de 5 Commentaires client

Bajo el título genérico de "Historias de San Petersburgo" se reúnen los cinco relatos breves más sobresalientes de la obra de Nikolái Gógol (1809-1852), vinculados por el nexo común de estar situados en la capital de la Rusia imperial. Traducidos por Juan López-Morillas, "La avenida Nevski", "El retrato", "Diario de un loco", "La nariz" y «El abrigo» cubren el periodo 1835-1842 y representan lo más característico del arte narrativo del autor, a saber, su deliciosa combinación de sátira social, fantasía, ternura y compasión. Otras obras de Gógol en esta colección: "Almas muertas", "Tarás Bulba", "Veladas en un caserío de Dikanka" y "El inspector".

» Leer Online Historias de San Petersburgo (El libro de bolsillo - Literatura) (Español) Tapa blanda – 18 junio 2013

» Descargar Historias de San Petersburgo (El libro de bolsillo - Literatura) (Español) Tapa blanda – 18 junio 2013 Mobi

» Descargar Historias de San Petersburgo (El libro de bolsillo - Literatura) (Español) Tapa blanda – 18 junio 2013 en PDF

» Descargar Historias de San Petersburgo (El libro de bolsillo - Literatura) (Español) Tapa blanda – 18 junio 2013 Epub

» Descargar Historias de San Petersburgo (El libro de bolsillo - Literatura) (Español) Tapa blanda – 18 junio 2013 en opción directa y rápida

Interesante lectura Gustó mucho el regalo
La "insensibilidad" rusa Año 2159, cuando todos nosotros luzcamos una esplendorosa calva ¿en qué se habrá convertido este amable planeta? Tal vez Internet venga incorporado en los relojes de pulsera, Audi haya presentado un último modelo de todoespacio a prueba de turbulencias atmosféricas y pans&company sea criticado como aborrecible ejemplo de internacional paradigma en la dieta de masas. Pero olvidemos el escenario, ¿qué hay de las gentes, de nuestros descendientes o, haciendo honor a las estadísticas, de los afroasiáticos que nos sucederán? Habrá empleados, empresarios, funcionarios, artistas y probablemente un por fin definido estatus de famosillo, valor en alza en los tiempos que corren. Habrá conformistas, rebeldes, hipócritas, genuinos, pedantes, ambiciosos, frívolos, altruistas ¿puede cambiar eso? Habrá gente que busca y gente que escoge, gente que razona y gente que siente, también gente que ni busca, ni escoge, ni razona, ni siente, pero creo haberla nombrado antes. Si en lugar de avanzar siglo y medio, retrocedemos, estaremos en el año 1840. ¿Es muy diferente? Si además del cambio temporal nos situamos en San Petersburgo, seremos además contemporáneos de Nikolai Gogol, administrativo fracasado, hijo de familia modesta y, como ya podéis imaginar, genial escritor y observador. Si participara de los actuales debates televisivos, ¿también gritaría como un energúmeno, podría desaparecer su afilada radiografía humana? De él bebió el no menos importante Dostoyevski. El placer que se desprende de su lectura resulta muy similar: delicioso estilo literario excelentemente esgrimido para mostrarnos un ameno fresco de los ridículos de la que fue capital rusa y una tierna compresión para el absurdo de determinados roles sociales. Salvando detalles como levitas, coches de caballos o la ausencia de la omnipresente televisión, me he recreado entre sus líneas como si describiera personajes actuales, de aquellos con los que tenemos la fortuna (o el inconveniente) de tropezarnos en este siglo XXI. 'Historias de San Petersburgo' aglutina cinco idem en San idem, respectivamente, de las que no pienso haceros síntesis alguna (es mi opinión, ¿vale?), pues a mi modo de ver lo realmente destacable es la naturalidad con la que se desenvuelve entre diferentes tonos narrativos: desde un romanticismo casi gótico ('La avenida Nevski') hasta una descripción despreocupada, ágil y briosa casi cercana al surrealismo más reciente ('Diario de un loco' o 'La nariz'). Para no dejaros demasiado vacíos de contenido: acudid a un instituto, preguntad a cualquier adolescente que os cuente su primer amor. No, no me seáis cínicos, ya sabemos que ahora las pasiones tienen el intercambio de flujos más accesible. Bueno, escoged a aquél de allá, el que apenas se atreve a miraros a los ojos. ¿Qué os cuenta? Piskaryov en 'La avenida Nevski', niño en cuerpo de hombre, es el apocado aspirante a artista que así lo vive y así lo persigue en la principal avenida de la avenida Nevski. Por el contrario, Pirogov es un militar de cierta graduación (teniente, aunque desconozco el paralelismo con las actuales escalas) cuyos lances amorosos discurren a un nivel muy diferente, ¿más adulto? Ahora imaginaros que os dan la posibilidad de escoger entre ser famosillo o un gran artista (sin un euro encima, claro), ¿qué decidís? Ah, mentirosillos, mentirosillos... Algo parecido hay en 'El retrato' (y mucho más, por favor, mucho más). Repito, mucho más, mucho más, aparte de en 'El retrato' puede encontrarse en 'Diario de un loco', 'La nariz' y 'El abrigo', restantes relatos contenidos en este volumen. A todo esto ¿quién ha asociado a los rusos esa frialdad y lejanía? ~Javier, escrito originalmente en dooyoo, Barcelona, 6 de diciembre de 2001